Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en FacebookCompartir en Twitter

¿Todavía no tienes plan para este fin de semana?… Desde la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses te animamos a recorrer nuestras montañas de la mejor manera: caminando!!!

Como cada miércoles, os proponemos uno de los Senderos de la RBALE, elegidos por la propia población de la zona. En esta ocasión, os sugerimos una de las sendas más conocidas por los senderistas y vecinos del pueblo, la ruta que va desde Burbia hasta la zona conocida como “Los Lagos” (o Lagunas de Villouso), y para los más atrevidos su continuación hasta el pico de Cuerno Maldito. Podéis descargaros la ruta al completo pinchando aquí Burbia-Lagos.

El camino comienza en el emblemático pueblo de Burbia, junto a la fuente que existe hacia el final del pueblo donde se toma el camino que lleva hacia las montañas que dividen León y Galicia. El camino es amplio y está indicado, pasando primero por un imponente soto de castaños y un pilón conocido en este núcleo como “El Pilo de Lamas“, en el que rellenar las cantimploras. Poco más adelante tras el cruce indicado a la izquierda, se llega a la antigua fábrica de luz del pueblo (en uso hasta los años ochenta y víctima de un reciente expolio que obliga a mantenerla cerrada). Desde aquí los robles nos acompañan, pero es importante estar atentos para no pasar sin visitar la zona indicada como “El Pozón” , una cascada natural que bien merece un alto en el camino.

El camino continua amplio entre árboles hasta llegar la zona conocida como “El Teixedal“, donde se cruza el río por un bonito puente de madera, y el amplio camino se torna sendero. Un sendero enmarcado entre tejos, robles, y sobre todo acebos en el bien llamado “Acebalín“, que se puede seguir sin pérdida alguna si se está atento a las marcas realizadas por los vecinos con montones de piedras e incluso alguna señal de spray.

Antes de llegar a Los Lagos, pasaremos por la “Cabaña del Acebalín“, un refugio hecho por las gentes de Burbia digna de una visita por su autenticidad. Desde aquí, poco más de 20 minutos nos faltan para llegar a los Lagos, ese espacio escondido, con dos pequeñas lagunas en las que la biodiversidad se abre paso a unos 1.600 metros de altitud. Sin duda es un lugar mágico en el que detenerse y contemplar la inmensidad.

Para los más atrevidos, desde aquí se pueden hacer varias rutas, seguir como bien se indica en la ficha de esta ruta hasta el pico de Cuerno Maldito, o desviarnos hacia la derecha para comunicar con el pico de El Mostallal (otra de las rutas que podéis encontrar en los Senderos de la RBALE en una entrada de esta misma página: http://www.ancaresleoneses.es/?p=1147).

Sin duda un buen plan para este fin de semana, en el que combinan perfectamente naturaleza, alta montaña, cultura y arquitectura tradicional por las calles y alrededores de núcleo, que además en estos días de verano, bulle de energía veraniega y de gente a la que le gusta disfrutar de la cultura, la naturaleza o incluso de las refrescantes pozas del Río Burbia.