Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en FacebookCompartir en Twitter

¿No tenéis plan para este fin de semana? ¿Os apetece escapar del bullicio de la ciudad? Desde la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses os proponemos disfrutar de un día diferente caminando por los Senderos de la RBALE. En esta ocasión la senda que os recomendamos se sitúa en el mítico valle de Fornela, en el pueblo de Peranzanes, desde el que se inicia esta singular ruta de acceso hacia el puerto que divide León con Asturias, es la ruta del Trayecto.

 Podéis descargar la ficha completa de la ruta del Trayecto pinchando aquí, pero ya os adelantamos que su primer tramo es más sencillo que el segundo donde la inclinación se vuelve más importante antes de llegar hasta la línea divisoria de las dos provincias. El camino está en muy buen estado de conservación por lo que perderse es casi imposible, aunque sí os aconsejamos como siempre llevar agua y buen calzado.

El recorrido se inicia en el pueblo de Peranzanes, cabeza de Ayuntamiento, junto a la fuente pilón cercana al albergue por un camino ancho que recorre el fondo de valle junto a las frondosas praderas, hasta que tras unos 3 km se inicia la subida hacia el puerto. Poco más de 6 km separan Peranzanes de la cumbre desde la que ya se divisa Asturias. Una vez aquí podéis continuar hasta el siguiente pueblo (ya en la vertiente asturiana) o regresar por el mismo camino deleitándonos de nuevo con los imponentes bosques de roble .

En los alrededores de este sendero además se puede disfrutar también de un rico patrimonio cultural que no os debéis perder. Junto al albergue se puede ver la recreación de una línea de baldes que transportaba carbón desde la zona asturiana hasta Páramo del Sil, pasando por todo el valle, y que suponía una gran fuente de riqueza cultural durante el siglo XX. Además muy cerca de aquí se puede visitar el famoso Castro de Chano, excavado y puesto en valor con una recreación de las viviendas, y que se sitúa junto a la carretera a escasos 3 km desde Peranzanes en dirección Chano.

Esta es una de las más conocidas rutas del valle de Fornela y sin duda alguna una de las más singulares. Es importante tanto por su valor ecológico como geomorfología, puesto que fue fuente de estudio durante el año 2013 por el Departamento de Geografía de la UVa gracias al trabajo que Alipio García de Celis desarrolla como miembro del Comité Científico de la RBALE y que podéis descargar en esta misma web. Este “Cuaderno de Rutas por los paisajes glaciares del Valle de Forrnela” forma parte de un trabajo que recibió además el premio a la innovación docente ese mismo año por la UVa. Actualmente este trabajo de documentación y trabajo de campo geomorfológico continúa este año 2014 en el municipio de Villafranca del Bierzo.

Si os gusta la naturaleza y la cultura, este es sin lugar a dudas un paquete completo para disfrutar del fin de semana. ¿Te lo vas perder?