Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en FacebookCompartir en Twitter

Como cada miércoles y aprovechando que todavía hace buen tiempo para hacer senderismo, os proponemos disfrutar del fin de semana caminando por los Senderos de la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses.

En esta ocasión coincidiendo con el fin de etapa de la Vuelta Ciclista a España en el Puerto de Ancares el próximo sábado 13 de septiembre, nuestra recomendación no podía ser otra que una ruta por los alrededores que os permita acercaros a disfrutar de dicha prueba deportiva, es el camino que une Tejedo de Ancares con el Pico Miravalles.

Podéis descargaros la ficha completa con toda la información necesaria pinchando a continuación en Tejedo-Miravalles. Esta es una caminata con bastante desnivel por lo que nos ocupará unas 3 horas y media o 4 h. solamente para alcanzar la cima de este emblemático pico de Los Ancares.

El recorrido comienza con un vertiginoso ascenso por la ladera desde el pueblo de Tejedo de Ancares, que nos llevará directos a los puntos más altos de esta sierra cuando alcancemos nuestra meta, el Pico Miravalles a unos 1969 m. de altitud. Si estamos atentos, es posible que avistemos algún águila o buitre que nos observa desde lo alto, o incluso algún grupo de rebecos y cabras montesas que pastan tranquilas, ajenas a nuestro caminar.

El descenso se puede hacer regresando sobre nuestras pisadas o tomando una ruta alternativa que nos llevará hasta el Puerto de Ancares. Esta variante se describe en Los Senderos de la RBALE con el código CA003 y la encontraréis también en esta misma página.

Esta caminata tiene una dificultad medio-alta por lo que es recomendable llevar agua, gorra, buen calzado y alguna ropa de abrigo pues incluso en verano en la cima siempre sopla el viento. Para los más experimentados esta ruta resultará sin duda un aliciente para continuar coronando cimas por Los Ancares Leoneses, y para los menos caminantes una recomendación es hacer paradas y beber suficiente agua durante en camino.

Lo que es seguro, es que el esfuerzo habrá merecido la pena cuando alcancéis el Pico Miravalles, tanto por las vistas panorámicas como por los espacios de alto valor ecológico de los que se disfruta durante el recorrido.